Lisboa (Portugal)

INTRODUCCIÓN

Durante las vacaciones de verano a nuestro país vecino, decidimos reservar un día para conocer su capital, Lisboa. Nosotros fuimos en coche ya que hicimos un road trip visitando algunos de los pueblos medievales y costeros más visitados del país como son Óbidos y Peniche.

A la hora de aparcar nos costó bastante trabajo pues era temporada alta, por esta razón no recomendamos el coche para moverse por la ciudad. Nuestra idea fue dejar nuestro vehículo en un estacionamiento y de ahí tomar el transporte público para llegar a los sitios de interés. Otra alternativa es contratar el autobús o barco turístico en el cual puedes subir y bajar tantas veces como quieras durante 24 horas.

Si por el contrario la llegada es en avión, no tardaríais en llegar al centro de la ciudad, pues el aeropuerto se encuentra a tan solo 7 kilómetros al norte de Lisboa.

📎 Autobus entre aeropuerto y Lisboa

📎 Traslados en Lisboa

DESCRIPCIÓN

Antes de empezar a nombrar las atracciones más turísticas de la ciudad, si vuestra estancia va a ser de dos o tras días es recomendable contratar la Lisboa Card, ya que con ella además de poder entrar a más de 30 lugares de interés, algunos de ellos de los imprescindibles, también incluye el transporte público ilimitado durante ese tiempo. Para 24 horas es una buena opción pero no se amortiza tanto como para 48 o 72 horas, todo depende del ritmo de cada viajero. Si por el contrario vuestra estancia es de una sola jornada no podéis dejar de hacer un free tour por la ciudad.

📎 Lisboa Card

Torre de Belém

Al primer lugar al que fuimos tras aparcar fue al monumento más famoso de la ciudad, la Torre de Belém. Es una antigua construcción militar situada en la desembocadura del río Tajo. Tuvo una gran importancia en la Era de los Descubrimiento de Europa, ya que sirvió como fortaleza y puerto desde donde salieron los exploradores portugueses para establecer el que sería el primer comercio europeo en la historia con China e India.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983. La visita a su interior es muy interesante. Está estructurada en dos partes: el baluarte y la torre. Consta de cinco pisos a los que se sube por una pequeña escalera de caracol y en ellos vemos: la sala del gobernador, la sala de los reyes, la sala de audiencias, la capilla y, por último, la terraza de la torre con unas bonitas vistas.

La mejor manera de conocer este barrio es haciendo un free tour por Belém. Otra opción es dar un paseo por el Tajo, al lado de la torre hay un muelle desde donde parten barcos, uno muy mágico es este paseo en velero al atardecer, que en días soleados nos regala unas muy bellas postales. Si vais con mascotas no es ningún impedimento pues en este otro paseo en barco al atardecer por Lisboa sí que admiten a nuestros peluditos.

Precios y horario.

  • Adultos: 6 €
  • Carnet Joven, >65 años y familias (padres + 2 hijos): 3 €
  • Niños <12 años y con la Lisboa Card : GRATIS.
  • Martes a domingo de 09:30-18:00 horas (última entrada a las 17:30).
  • Cierra todos los lunes, el 1 de enero, Domingo de Pascua, 1 de mayo, 13 de junio y 25 de diciembre.

Muy cerca de aquí, en el embarcadero de Santo Amaro, salen dos excursiones perfectas y divertidas para los más pequeños. La primera es visitar los monumentos de Lisboa en un autobús anfibio, pues el autobús os llevará tanto por tierra como por agua (a partir de 2 años). La siguiente es embarcarse en una lancha hacia el océano para avistar los delfines que habitan en la costa de Portugal y disfrutar de sus acrobacias (a partir de 5 años).

📎 Tour en autobús anfibio por Lisboa

📎 Avistamiento de delfines

Torre de Belém.
Torre de Belém.

Monasterio de los Jerónimos

En el mismo barrio podemos visitar el famoso monasterio de los Jerónimos. Construido en el siglo XVI podemos ver cómo predomina el estilo manuelino. Se construyó para celebrar el regreso de la India de Vasco de Gama y fue construido en el mismo sitio donde dicho navegante y su tripulación estuvieron rezando antes de zarpar, pues allí se encontraba la Ermida do Restelo.

En su interior encontramos las tumbas de Vasco de Gama y de Luís de Camões. Así como su claustro, impactante por sus dimensiones y perfección.

Precios y horarios.

De octubre a abril: de 10:00 a 17:30 horas.
De mayo a septiembre: de 10:00 a 18:30 horas.
Cerrado: todos los lunes, 1 de enero, Domingo de Pascua, 1 de mayo y 25 de diciembre.


Adultos: 10 € 
Carnet Joven, >65 años, minusválidos y familias (padres + 2 hijos)Carnet joven: 5 €
Menores de 12 años: entrada gratuita.
Entrada gratuita con Lisboa Card.

Monasterio de los Jerónimos.
Monasterio de los Jerónimos.

Como se puede observar en la imagen, se forman grandes colas para acceder. Una forma para no esperar es contratar un tour guiado por el monasterio y el barrio de Belém, cuya entrada está incluida en el precio. De este modo aprovechamos mejor el tiempo disponible.

Monumento a los Descubrimientos

Junto al monasterio, volviendo a la orilla del río Tajo, vemos un gran monumento de 52 metros de altura que se construyó en 1960 para conmemorar los 500 años de Henrique el Navegante. Este fue un importante descubridor de Portugal, descubriendo islas como Madeira, las Azores y Cabo Verde.

Se puede subir hasta lo alto del monumento, tanto por escaleras como por ascensor, y disfrutar de unas vistas de 360 grados de Lisboa.

Precios y Horario.

De octubre a febrero: de 10:00 a 18:00 h.
De marzo a septiembre: de 10:00 a 19:00 h.
Cerrado: Todos los lunes(de noviembre a enero), 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Adultos: 6 €
Mayores de 65 años, minusválidos y carnet joven: 3 €
Menores de 12 años: entrada gratuita.
Lisboa Card: 30% de descuento.

Monumento a los Descubrimientos. Lisboa.
Monumento a los Descubrimientos.

📎 Tour en segway por Lisboa

Puente 25 de Abril

Hay dos puentes que visitar en Lisboa que no nos dejan indiferentes, dos grandes obras arquitectónicas. El primero es el Puente Vasco de Gama, construido para el Expo´98. Es el segundo puente más largo de Europa con unos 17 kilómetros de longitud, de los cuales 10 están sobre el estuario del Tajo. Se construyó a fin de establecer una alternativa al puente 25 de Abril para el tráfico que circula entre el norte y el sur del país.

El segundo es el anterior mencionado, el Puente 25 de Abril. Cabe mencionar su gran parecido al puente Golden Gate de San Francisco, además fue realizado por la misma empresa. Este puente consta de dos alturas, una superior para automóviles y una inferior para trenes. Para conocer mejor el puente y todos sus secretos se puede realizar la «experiencia Pilar 7», la cual ofrece un recorrido por la historia de dicho puente y la subida a un mirador a 80 metros de altura con suelo de cristal para ver perfectamente su estructura. Cabe destacar que es gratuita con la Lisboa Card.

📎 Entrada a la experiencia Pilar 7 del puente 25 de Abril

Puente 25 de Abril.
Puente 25 de Abril.

Cristo Rey de Lisboa

Como vemos en la imagen, al otro lado del río se encuentra el Cristo Rey de Lisboa. Tiene 28 metros de altura e indudablemente nos recuerda al Cristo Redentor de Río de Janeiro con sus brazos abiertos. Y no es para menos pues se hizo inspirado en aquel. El cardenal de Lisboa en un viaje a Brasil quedó impactado por el Cristo, y tras volver comenzó a recaudar fondos para construir uno similar. A finales de los cincuenta se concluyó la obra. Simboliza la paz y el agradecimiento a Dios por haber mantenido a Portugal al margen de los estragos de la Segunda Guerra Mundial.

Plaza del Comercio

Terminamos de ver el barrio de Belém y nos dirigimos a la plaza más famosa de la ciudad ubicada en Baixa Pombalina, la Plaza del Comercio. Esta plaza es otro símbolo de Lisboa, tiene forma de «U», edificios porticados en sus tres lados y abierta en el lado del río Tajo. Históricamente fue la puerta de la ciudad pues todos los barcos mercantes llegaban aquí.

En el centro de la plaza se encuentra la estatua ecuestre de José I, rey portugués que estaba al mando cuando ocurrió el terremoto de Lisboa, esculpida en bronce por Machado de Castro en 1775.

En el norte de la plaza vemos el Arco Triunfal da Rua Augusta, que separa la plaza de la calle Rua Augusta, la calle más importante de este barrio. Este arco se construyó tras el terremoto para celebrar la reconstrucción de la ciudad. Para ver la plaza desde otra perspectiva hay que reservar la entrada al Arco da Rua Augusta, con ella podremos subir a la terraza del arco y disfrutar desde el mirador de una increíble vista de la plaza y todo el alrededor.

Plaza del Comercio. Lisboa.
Plaza del Comercio.

Desde esta plaza parte un free tour de los misterios y leyendas de Lisboa, disponible tanto por la mañana como por la tarde, un buen plan para descubrir secretos ocultos de la capital lusa.

Catedral de Lisboa

La entrada a la catedral de Lisboa o catedral de Sé es gratuita. Se encuentra en el barrio de Alfama y es uno de los pocos monumentos que han sobrevivido a terremotos e incendios ocurridos en Lisboa. Lo más interesante que podemos encontrar en su interior son los restos de San Vicente, el cual es el patrón de la ciudad.

Precios y horario.

Catedral: De lunes a sábados de 9 a 19 h y domingos de 9 a 20 h.

Claustro: De 10 a 18 h en invierno y de 10 a 19 h en verano.

Tesoro: De 10 a 17 h (cerrado domingos y festivos).

Entrada a la iglesia: gratuita. Claustro y tesoro: 2,50 €.

Una de las estampas más típicas que podemos encontrar de Lisboa es la imagen de su catedral con el tranvía pasando por delante.

Catedral de Lisboa.
Catedral de Lisboa.

Como vemos en la imagen, otra opción para visitar los lugares más importantes de la ciudad es hacerlo en un tour privado en tuk tuk. Hay varias rutas disponibles según lo que vayamos buscando.

Castelo de São Jorge

Nos quedamos en el mismo barrio de Alfama para visitar el castillo de San Jorge, situado en la colina más elevada del centro histórico. Para subir hasta él lo más recomendable es coger el elevador del castillo de San Jorge que sale desde la Baixa. Desde sus torres tendremos las más bellas vistas de la ciudad, sobre todo desde la Torre Ulises donde hay un periscopio de Da Vinci desde el que tendremos una bonita panorámica. También es imprescindible disfrutar de sus jardines.

Sin embargo, si lo que queremos es empaparnos bien sobre la historia del castillo os proponemos un gran plan. Se trata de un tour por el barrio de Alfama, acabar la tarde en el castillo con una visita guiada en español y finalizar con una gran puesta de sol desde su muralla.

📎 Tour por Alfama + Castillo de San Jorge

Elevador de Santa Justa

Así como montarse en tranvía es una experiencia que hay que vivir si se visita Lisboa, también hay que montar en uno de los elevadores de la ciudad. En este caso os hablamos del más conocido, el elevador de Santa Justa, además es el único que es totalmente vertical con 45 metros de altura. Este conecta los barrios de Baixa y Chiado. Al subir nos encontramos con una gran terraza en la que hay una cafetería con unas vistas increíbles.

Precios y Horario.

De mayo a octubre: de 7 a 23 h.
De noviembre a abril: de 7 a 22 h.

Elevador: 5,30 € ida y vuelta. Gratis con la Lisboa Card.
Mirador: 1,50 € (Elevador no incluido)

Elevador de Santa Justa. Lisboa.
Elevador de Santa Justa.

Su estructura nos recuerda a la Torre Eiffel, sin embargo este elevador fue construido por Raoul Mesnier de Ponsard, seguidor del arquitecto francés. Si queréis otra visión de la ciudad os recomendamos subir al teleférico de Lisboa desde el cual divisaremos la bonita arquitectura que tiene de un modo diferente.

Convento do Carmo

Tras subir por el elevador de Santa Justa, en el barrio de Chiado encontramos el convento do Carmo. Lo que vemos son las ruinas del antiguo convento, un gran edificio religioso el cual fue el templo gótico más importante de Lisboa hasta su destrucción por el terremoto de 1755. A parte de su esqueleto encontramos aquí el Museo Arqueológico do Carmo con una pequeña colección de objetos divididos en cinco salas que van desde la Prehistoria hasta la Edad Media.

Precios y Horario del Museo Arqueológico do Carmo.

De mayo a septiembre de 10 a 19 h.
De octubre a abril de 10 a 18 h.
Cerrado los domingos. 

Entrada general: 5 €.
<25 años, estudiantes y >65 años: 4 €.
<14 años, guías profesionales y estudiantes de la facultad de Bellas Artes: Entrada gratuita.

Museo Calouste Gulbenkian

Un poco más alejado del centro histórico se encuentra el Museo Calouste Gulbenkian que, sin duda, no nos podemos perder si nos gusta el arte. Tiene una colección privada excepcional cuyos objetos recorren siglos de historia. Os dejamos en este enlace del Museo Calouste Gulbenkian un post dedicado al mismo ya que nos encantó todo lo expuesto.

Museo Calouste Gulbenkian.
Museo Calouste Gulbenkian.

Pasteles de Belém

Para acabar con un buen sabor de boca lo mejor es degustar los pastelitos de nata, pues es todo un placer sensorial. Es el dulce más típico de Portugal. Se trata de una base de hojaldre rellena de una crema pastelera hecha con yema de huevo, leche y azúcar, aunque podemos encontrar variantes tan ricos como los originales. Uno de los lugares más típicos para degustarlos es la pastelería Casa Pastéis de Belém.

Pasteles de Belém.
Pasteles de Belém.

Si el dulce no es lo que más os gusta existen también otras opciones para probar parte de la gastronomía portuguesa como puede ser un tour de tapas por Lisboa o una degustación de productos típicos.

Dónde comer

Nosotros comimos en un restaurante que nos gustó bastante en el barrio de Belém, muy cerca del Monasterio de los Jerónimos. Se llama Flor Dos Jerónimos, el local es pequeñito pero tiene una buena terraza. Por lo que pudimos apreciar es muy concurrido por personas locales, lo que siempre es una buena señal.

Otra opción para una buena cena es hacerlo en uno de los establecimientos que ofrecen musica en directo como son los espectáculos de fado, la expresión más conocida de la música portuguesa.

📎 Cena y espectáculo de fado en Associação do Fado Casto

📎 Tour nocturno por Lisboa con cena y espectáculo de fado

Excursiones cerca de Lisboa

📎 Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira

📎 Excursión a Óbidos, Fátima y Nazaré

CONCLUSIÓN

Una ciudad repleta de historia, cultura, gastronomía y mucho más. Desde monumentos al aire libre, hasta originales e impresionantes construcciones con interiores llamativos y exteriores repletos de una belleza singular. La visita a la capital vecina es algo que no te puedes perder.

OTRAS RECOMENDACIONES

Isla Berlenga Grande (Portugal).

Qué ver en Sintra.

Waterloo (Bélgica).

2 comentarios

  1. Después de ver el magnífico recorrido por nuestro vecino País, el cual he «ido», pero no,»visto»,ya que vuestro comentario de esos sitio,hace que me consuela de no haberle sacado el debido partido, de un conocimiento exhausto por vuestra parte,de él y que nosotros ,desgraciadamente,nos perdimos, por falta de información.Ojals si hubiéramos tenido la oportunidad,de preguntar o pedir información a frugocoo,pues habríamos visto y disfrutado de vuestro conocimiento de dicha visita y la hubiéramos disfrutado como vosotros lo habéis hecho, pero en fin,nunca es tarde y podemos remediar nuestro error,haciendo el mismo recorrido,pero ya, con vuestra información.Como siempre, «Gracias, frugocio»

Deja un comentario