Senda de Soto Bayona y los Cortados de Titulcia

INFORMACIÓN BÁSICA

Zona: Titulcia (Madrid).
GPX generado: Aquí.
Dificultad: Baja.
Tiempo aproximado: 2 horas y media.
Distancia recorrida: 6.13 Km.
Tipo: Circular.

DESCRIPCIÓN

Tras la experiencia agotadora de la semana pasada y con ganas de hacer un senderismo un poco más tranquilo para disfrutar de una bonitas vistas, nos acabamos decantando por esta senda de Soto Bayona y los Cortados de Titulcia, en el parque regional del sureste.

El día acompañó; muy soleado y una temperatura muy agradable. Este fue el motivo por el que el aparcamiento del inicio de la senda estaba atestado de coches, lo que nos hizo aparcar al final. La hora a la que llegamos tampoco fue la más acertada pues ya había multitud de familias haciendo picnic en las mesas junto al río Jarama.

Puestos a valorarlo no resultó ser tan mala idea, pues de esta manera, al terminar el recorrido, acabamos en el coche en vez de tener que cruzar todo el pueblo (que lo hicimos al principio).

Aparcamiento al otro lado del pueblo.
Aparcamiento al otro lado del pueblo.

Tal como figura en el GPX y en la foto que podéis ver, aparcamos el coche al final, justo donde posteriormente terminaríamos.

Tras cruzar todo el pueblo en dirección al inicio de la ruta, acabamos en una parte superior que, para no dar toda la vuelta, descendimos por unos estrechos escalones que daban al recorrido oficial de la senda. Cabe mencionar que hay «dos inicios». Nosotros tomamos el que iba pegado al curso del río.

Panel informativo al inicio de la ruta de la Senda de Soto Bayona y los Cortados de Titulcia.
Panel informativo al inicio de la ruta.

La fauna pronto se hace visible, a pesar de que no tanto como debería ya que la zona estaba muy masificada.

Cigüeñas de un lado a otro y unos nidos muy interesantes para fotografiar si se tiene el material necesario a mano.

Cigüeña en su nido a orillas del río Jarama
Una cigüeña en su nido a orillas del río Jarama.

Pasamos por el lugar más concurrido; niños corriendo de un lado a otro, familias y amigos en reunión para comer… lo bueno; muchas mesas para todo el que quiera ir allí a pasar un día agradable.

Una vez pasamos de largo dicho claro, empezamos a adentrarnos en la senda y el río se descubre con más claridad. Existe incluso una caseta de observación por si vais un día con poca gente y las diferentes especies deciden salir para poder ser observadas.

Caseta de observación.
Caseta de observación.

Continuar dando un paseo se hace muy agradable; multitud de bancos donde pararse a observar la naturaleza es algo muy placentero.

A la derecha podemos ir observando nuestro próximo destino y, tal como se aprecia en la foto, las cuevas de El Cerrón, a las cuales se puede uno acercar mediante un camino que nosotros no llegamos a tomar pero que es claramente visible.

Caseta de observación.
Cuevas de El Cerrón.
Cuevas de El Cerrón.
Camino que lleva a las cuevas.

Continuamos por la senda y la multitud va desapareciendo para dejar un camino algo más tranquilo y menos transitado.

Camino que lleva a las cuevas por la Senda de Soto Bayona y los Cortados de Titulcia.
Camino siguiendo el curso del río.

Poco a poco nos adentramos en una cañada y el camino se estrecha aún más y con bastantes piedras.

Camino que lleva a los Cortados de Titulcia.
Camino que lleva a los Cortados.

Posteriormente, llegamos a una pequeña bifurcación que, al tomar el camino de la derecha, este nos lleva a atravesar los Cortados de Titulcia, el lugar más interesante de toda la senda e ideal para tomar unas cuantas fotografías junto a los cortados yesíferos.

Llegando a los Cortados de Titulcia.
Llegando a los Cortados.

Comenzamos un ascenso por un sendero aún más estrecho. Este desnivel de 80 metros nos conduce hasta otra bifurcación que nos hace girar aún más a la derecha y pudiendo observar ahora desde arriba el camino por el que hemos venido.

Camino visto desde arriba.
Camino visto desde arriba.

Hay que tener algo de cuidado y no acercarse demasiado a los límites para evitar caídas peligrosas.

En este punto empezamos a observar a varios grupos que hacían un alto en el camino y disfrutar así de una comida agradable. Eso sí, la época en la que estuvimos era casi primavera y hay que mencionar que determinados insectos empezaban ya a aparecer por la zona, lo que puede llegar a ser un poco molesto o tardar algo más en elegir el lugar más idóneo donde parar.

Vistas estupendas.
Vistas de arriba.

Aunque en la fotografía no se aprecia mucho, la altitud a la que nos encontrábamos impresionaba bastante a la par que era peligrosa. Pero nos ofrecía unas vistas impresionantes del río Jarama y que es digna de inmortalizar.

Río Jarama desde la altura.
Río Jarama visto desde arriba.

Tras continuar por la ruta, acabamos llegando a un claro de cultivo y a una zona aún más alta. Como siempre hacemos, advertimos de la importancia de estar vigilando a los más pequeños, puesto que una caída aquí puede ser fatal.

Tras continuar observando al pueblo de frente, acabamos llegando al mirador. Un sitio que, si bien suele estar repleto de gente, nosotros tuvimos la suerte de encontrarnos solos y poder tomar varias fotos justo después de haber hecho una parada para comer.

Mirador de la Senda de Soto Bayona y los Cortados de Titulcia.
Mirador.

Desde esta posición privilegiada podemos ver el entorno natural de Titulcia dentro del Parque Regional del Sureste.

Tras unos instantes, continuamos ya en dirección al final, no sin antes percatarnos de la posibilidad que la ruta nos ofrece de tomar el desvío para ver el yacimiento arqueológico. Nosotros no disponíamos de más tiempo para poder ir, pero os dejamos más información aquí.

Panel informativo del yacimiento arqueológico de la Senda de Titulcia.
Panel informativo del Yacimiento Arqueológico.

De aquí al final fueron pocos metros, terminando así la ruta justo donde habíamos dejado nuestro coche al principio y acabando así con la pequeña aventura.

Cabe destacar que esta ruta es bastante corta que consta de tres partes diferenciadas; una primera muy agradable, que es como un paseo; una segunda, la más interesante la cual se basa en atravesar los Cortados y fue la que más les gustó a los niños; y una tercera algo más aburrida, pero con muy buenas vistas.

OTRAS RECOMENDACIONES

Barranco de las Torres (El Real de la Jara).

Chorrera del Hornillo en Santa María de la Alameda.

Cañón del Río Aceña (Sta María de la Alameda).

Deja un comentario